6 maneras de administrar tu dinero eficientemente

Adelante, pon los pies en tu escritorio y disfruta de tu café, te lo has ganado, jefe. Espera, ¿me estás diciendo que no eres un jefe? ¿No diriges a nadie ni nada? ¿No eres el El Jeffe, la abeja reina o el jefe de tu oficina? Bueno, yo tampoco. Nadie me va a llevar a Applebee’s para un almuerzo de oficina hoy o comprarme un pastel de galletas escarchado «Mejor Jefe del Mundo». Puede que no administre a la gente, pero administro mi dinero. Así es como puedes manejar tu dinero también, como un jefe…

Si necesitas ayuda: https://tramitesbancarios10.com/que-pasa-si-no-cancelo-mi-tarjeta-de-nomina-banorte-2/

TIENEN PLANES, NO SÓLO SUEÑOS

No puedo evitarlo, soy un tonto por una buena cita. «Se necesita tanta energía para desear como para planear». Amén a eso. No sueñas sólo con comprar una casa, pagar tus préstamos estudiantiles antes de tiempo, conseguir el ascenso que quieres, o retirarte antes de tiempo. No sueñas con ello porque lo planeas activamente. Tienes metas, tienes planes, y administras tu dinero en consecuencia. Establece tu meta y crea un plan paso a paso, semanal, mensual y anual y hazlo realidad.

NO MICROGESTIONES

A nadie le gusta un microgerente, especialmente a su dinero. Saber dónde pone su dinero y luego tener la tranquilidad de que hace lo que usted le dice. Configura pagos automáticos, alertas de gastos, y haz que te envíen estados de cuenta por correo electrónico para que los revises. Al igual que un buen líder, cuando no se administra a nivel microeconómico, se libera tiempo para usted. Dedique este nuevo tiempo a concentrarse en cómo administrar mejor su estrategia de dinero y a ajustar sus objetivos.

ENFÓQUESE EN LAS PEQUEÑAS VICTORIAS

Roma no se construyó en un día y tu hipoteca tampoco se pagará de la noche a la mañana. Las grandes metas financieras toman tiempo, planificación y dedicación. La primera vez que pedí una hipoteca a 30 años, me enfermaba pensar en cuánto iba a pagar de intereses. Sin mencionar que sería 30 años mayor cuando finalmente lo pagara todo. Suspiro. En vez de eso, me concentré en tratar de hacer pagos adicionales de capital cuando fuera posible y en mantenerme alerta para las mejores ofertas de refinanciamiento. Ahora, a los 11 años de nuestra primera hipoteca de 30 años, nuestra casa está pagada. No sucedió de la noche a la mañana. Sucedió cuando finalmente me puse serio y creé un plan con un hito sobre cómo podríamos pagar nuestra hipoteca antes de tiempo. Si pudieras administrar mejor tu dinero, ¿qué podrías lograr?

SABER PARA QUIÉN TRABAJA TU DINERO

¿Su dinero trabaja para usted, o trabaja para sus bancos, prestamistas y corredores? Será un día frío en el infierno antes de que pague un cargo por el cajero automático, por la tarjeta de crédito o los intereses de mi tarjeta de crédito. Eso es una tontería. ¿Por qué dar tu dinero a alguien cuando no tienes que hacerlo? He hecho mis deberes sobre dónde puedo encontrar los menores ratios de gastos o comisiones donde invertir nuestro dinero. Tu dinero siempre debería estar trabajando para ti primero.

NO PRETENDAS SABERLO TODO

¿Has oído alguna vez «fingir hasta que lo consigas»? Como jefe del dinero, no juego a ese juego. Cuando no entiendo algo financieramente, no lo ignoro y finjo que lo entiendo. Busco la respuesta yo mismo, ya sea haciendo mi propia investigación, preguntando a un amigo bloguero de finanzas militares sabelotodo, o encontrando ayuda profesional. No tienes que ser un experto en todo. La próxima vez que estés comprando una nueva casa o un coche, tratando de averiguar tu TSP o haciendo tus impuestos si no entiendes algo, pide ayuda. Si voy a firmar mi nombre en algo y gastar mi dinero en ello, quiero entender al 100% lo que estoy haciendo.

MANTENER LA CALMA BAJO PRESIÓN

Las cosas malas pasan y a veces no puedes prevenirlas o preverlas. Sin embargo, como un buen jefe de dinero, sabes cómo estar preparado para ellas. Tienes tus bienes más valiosos asegurados, tú y tu familia. Ya sea que se trate de un seguro médico o de vida, debes saber cuánta cobertura necesitas y no dejarla caducar. Lo mismo ocurre con sus bienes materiales. Hogar, auto, alquiler, lo que sea que necesite, usted mantiene la cobertura que necesita para proteger sus bienes. De la misma manera, mantienes un fondo de emergencia para gastos inesperados que afectan tu presupuesto. Gastar de tu fondo de emergencia nunca es divertido, pero al menos estás cubierto y no tienes que sudar financieramente cuando algo terrible sucede.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *