¿Cómo crear un Cuarto de Baño para Personas Mayores?

Suelos resbaladizos, bañeras poco prácticas, riesgo de golpes y caídas; con el paso de los años, el baño de una persona mayor puede convertirse en lugar de alto riesgo, debido a las condiciones inseguras del mismo. Para que esta habitación deje de ser sinónimo de peligro, no dude en comenzar a planificar un baño para personas mayores. Te invito a leer para saber más del tema: descubre bañera por ducha.

¿Cómo debe ser un baño para un adulto mayor?

Como hijo, cónyuge o ser querido de una persona mayor, su preocupación diaria es la seguridad, el bienestar y la preservación de la integridad física de su mayor. En este sentido, el baño es un motivo de preocupación recurrente.

Entonces, ¿cómo se puede ayudar a una persona mayor a diseñar su baño para hacerlo más funcional, cómodo y seguro? La forma más fácil, es comunicarse con su ser querido para conocer sus sentimientos. No tema preguntar

  • ¿La iluminación del baño es demasiado tenue o deslumbrante?
  • ¿Las superficies resbaladizas están cubiertas con un revestimiento antideslizante?
  • ¿Hay algún obstáculo en el suelo que pueda hacer que se caiga?
  • ¿La bañera o la ducha tienen barras de apoyo?
  • ¿Está el asiento del inodoro demasiado bajo o inestable?

Una vez identificadas las mejoras a realizar, puede derivar a su ser querido a la mejor solución de adaptación. En el área de la comodidad, un equipo simple por sí solo puede proporcionar una ayuda real en el uso del baño (Alfombrillas antideslizantes; un asiento de inodoro elevado, asideros y pasamanos, entre otros).

¿Cómo hacer un baño para personas con discapacidad?

Cuando se quiere rehacer un baño, para facilitar la accesibilidad a una persona con movilidad reducida, la bañera o la ducha, son los equipamientos a acondicionar de forma prioritaria.

Si opta por la bañera, deberá instalar una puerta lateral que asegure el acceso a la misma. También puede colocar un asiento de baño, colocar manijas de acceso o incluso un elevador de baño eléctrico, o un reposacabezas para mayor comodidad.

Si elige una ducha, la mejor opción es el modelo walk-in, sin escalones. Coloque barras de apoyo en la pared para una seguridad óptima, y agregue una mampara de ducha para limitar las salpicaduras.

Por último, para reducir el riesgo de caídas, proporcione una alfombra antideslizante. También puede instalar un revestimiento de suelo antideslizante respetando las normas de deslizamiento.

¿Cómo se debe tratar a un adulto mayor?

Las personas mayores requieren caminar, levantarse de una silla, darse la vuelta e inclinarse hacia atrás para tener movilidad independiente. La velocidad al caminar, el tiempo que lleva levantarse de una silla, y la capacidad de pararse en tándem (pararse con un pie delante del otro, una medida del equilibrio), son predictores independientes de la capacidad para realizar actividades instrumentales en la vida diaria (por ejemplo, ir de compras, viajar, cocinar).

En actividades tan sencillas, son ellos los que pueden sentirse más presionados, por lo que es necesario tener un cuidado intencional con cada una de sus necesidades, y más que un cuidado, una atención y una actitud paciente, amorosa y afable para con ellos. De manera que no solo sea un apoyo en lo físico, sino también en lo emocional.

¿Cuándo el adulto mayor no quiere bañarse?

En general, el cuidado diario de la higiene corporal elimina el sudor, el polvo y otras impurezas que pueden favorecer la aparición de infecciones. También, mantienen la capa protectora de la piel y las membranas mucosas.

Para una persona mayor, lavarse puede ser momento de relajación o quizás todo lo contrario. Esta práctica, contribuye al bienestar físico y moral, mientras que a su vez, permite mantener el control sobre la coordinación de movimientos y una mejor imagen de sí mismo.

Por lo que, si tiene que ayudar a una persona mayor a lavarse, deberá saber que es fundamental respetar su modestia y privacidad, además de permitirle realizar la mayor cantidad de acciones posibles por su cuenta, independientemente de su grado de dependencia, tomándose el tiempo necesario para ello.

¿Cómo hacer un baño de cama a un adulto mayor?

En primero lugar, deberá preparar todos los materiales a utilizar, tales como guantes, jabón, champú, toallas, entre otros. Antes de comenzar el baño, asegúrese de:

  • Cerrar la ventana si es necesario y respetar la privacidad de la persona.
  • Hacer que la persona se sienta cómoda en la cama.
  • Frotarse las manos con una solución hidroalcohólica hasta que estén completamente secas (durante 30 a 60 segundos) o lavarlas con agua y jabón.

Luego para comenzar el baño de cama, siga el siguiente orden:

  • Cara y cuello;
  • Torso, brazos, manos, espalda:
  • Abdomen, muslos, piernas y pies:
  • genitales y zona anal:
  • boca, dientes (aparato dental).

Todas las zonas del cuerpo se limpian con un guante, con jabón y agua limpia, a la temperatura deseada por la persona. Después de enjabonar, enjuague bien la parte afectada y luego límpiela con toques suaves, sin frotar debido a que la piel de las personas mayores es frágil. Asegúrese de que la persona no sienta frío mientras se lava cubriendo, a medida que avanza, las partes del cuerpo que ya se han lavado. De esta forma, se asegura de brindar el mejor cuidado que el adulto mayor merece y necesita.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *