¿Qué son los contaminantes orgánicos persistentes?

Los contaminantes orgánicos persistentes (COP) son compuestos no biodegradables, llamados así porque se quedan por mucho tiempo, contaminando el medio ambiente y causando enfermedades. Mientras que muchos plaguicidas modernos se degradan en sus elementos y moléculas originales para que no sean tóxicos a medida que se mueven por el ecosistema, otras sustancias como los plásticos y otros productos químicos artificiales no se biodegradan. Algunos contaminantes orgánicos persistentes comunes incluyen

  • Bisfenol A (BPA): El BPA se encuentra en los plásticos de policarbonato, los plásticos duros y transparentes de los que están hechas muchas botellas de agua. Este compuesto es un disruptor endocrino y probablemente afecta los sistemas reproductivos. Los científicos todavía están estudiando los riesgos inmediatos para la salud del BPA, pero lo han relacionado con los abortos espontáneos y el retraso mental en los animales.
  • Bifenilos policlorados (PCBs): Usted encuentra PCB en toda su casa en el aislamiento de los cables eléctricos, pintura, retardadores de llama y selladores (como el calafateo alrededor de su bañera). Estas toxinas son compuestos orgánicos artificiales que actúan como depresores del sistema inmunológico, impidiendo que el sistema inmunológico responda adecuadamente a las amenazas. Recuerde que en este caso, orgánico simplemente significa que las moléculas contienen carbono.
  • Éteres difenílicos polibromados (PBDE): El PBDE es un retardante de llama comúnmente utilizado en telas y espuma para muebles, aunque también se encuentra en plásticos y electrodomésticos. Es químicamente muy similar al PCB y ha sido prohibido en Europa. En estudios, se ha demostrado que interrumpe la función tiroidea y causa daño neurológico en animales de laboratorio.
  • Sulfonato de perfluorooctano (PFOS): El PFOS se encuentra en productos antiadherentes y antimanchas, como el teflón (para sartenes), el Gore-Tex (para equipo de exterior resistente a la intemperie) y el Scotchgard y el Stainmaster (para alfombras y tapicería). Estos compuestos pueden soportar altos niveles de calor y se utilizan en la fabricación de numerosos productos, son cancerígenos y han causado daños cerebrales y reproductivos en ratas. Actualmente se están llevando a cabo estudios para determinar su efecto sobre los seres humanos, y los primeros resultados sugieren que las mujeres pueden ser más sensibles a su toxicidad que los hombres.
  • Ftalatos: Los compuestos de ftalato se encuentran en productos cotidianos como el maquillaje, los envases de plástico para alimentos, los productos para el cuidado del cuerpo y los juguetes para niños. Se ha demostrado que algunos ftalatos matan a los animales de laboratorio y se han relacionado con problemas reproductivos en los seres humanos. Todavía se están llevando a cabo estudios para determinar si estos disruptores endocrinos son responsables de una tendencia hacia un menor conteo de espermatozoides en los hombres en los Estados Unidos durante los últimos 50 años.
  • Perclorato: El perclorato es una sustancia química que se encuentra en el combustible para cohetes y otros propulsores. Usted puede asumir que está a salvo de esta toxina si no ha estado cerca de un cohete recientemente, pero el perclorato entra en los suministros de agua y entra en la cadena alimenticia cuando los agricultores usan esa agua para abrevar animales y cultivos. El perclorato es un disruptor endocrino que los científicos han encontrado en muestras recientes de leche materna de todo Estados Unidos.
  • Atrazina: La atrazina es uno de los herbicidas más comúnmente usados en los Estados Unidos. Los humanos lo usan en cultivos, parques, campos de golf y otra vegetación. Varios países europeos han prohibido la atrazina, aunque todavía se usa en otros países alrededor del mundo, incluyendo los EE.UU. Es un disruptor endocrino, y los científicos encuentran que casi todas las aguas superficiales en los EE.UU. tienen alguna cantidad de atrazina en ellas hoy en día.
  • Post A Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *